Regresar

Inicio / Novedades / Pintura epoxi: todo lo que necesitas saber

< Regresar

Pintura epoxi: todo lo que necesitas saber

No existe otro producto que haga elevadas prestaciones a la industria desde hace décadas como las pinturas epóxicas. Son muchas las aplicaciones que tienen actualmente, en plantas de químicos, refinerías petroleras, buques marinos, entre otros, gracias a su versatilidad y variadas características de durabilidad, resistencia y alta protección, que son aprovechadas por un número de sectores y ámbitos que están en constante crecimiento dentro del mercado empresarial.

 

¿Qué es la pintura epoxi?

La pintura epoxi es un recubrimiento epóxico de dos componentes de alta calidad, fabricados a base de un polímero denominado resina epóxica o poliepóxido, resistente e ideal para proteger superficies expuestas a deteriorarse o donde exista un elevado tránsito peatonal. Es un producto de uso doméstico e industrial que destaca por su gran resistencia química a sustancias corrosivas como el agua, álcalis y ácidos, además, produce recubrimientos duros de acabado brillante.

Actualmente, la pintura epoxi vive su mejor momento, pues se ha incrementado su uso en casas y edificios, gracias a que ofrece importantes beneficios para ser aplicado en revestimientos, recubrimientos de techos, terrazas, balcones, patios y azoteas, así como en paredes y azulejos. Esta pintura se puede mezclar con varios materiales complementarios, como fibra de vidrio, brea, entre otros, y se utilizan en exteriores de complejos industriales, plantas químicas, estructuras de aceras y buques marítimos.

 

Ventajas de las pinturas epoxi

Hoy en día la pintura epoxi es protagonista de las mejores decoraciones en pintura doméstica e industrial; puede ser empleada fácilmente y con un buen acabado en superficies interiores y exteriores, así como pisos. Luego de aplicarse se endurece y se convierte en una superficie duradera, logrando una adhesión y resistencia inigualables. A continuación conoceremos algunas de las principales ventajas que tenemos al usar esta pintura de forma doméstica e industrial:

 

Alta resistencia

La pintura epoxi es altamente resistente al elevado tránsito de las personas, por eso se emplea con mayor frecuencia en sectores industriales y fábricas, así como en talleres de trabajo y zonas en las que se emplea maquinaria pesada. En los últimos años esta dureza se aprovecha para usos residenciales. Por otro lado, tiene una alta resistencia a los químicos, y puede soportar derrames de aceites, disolventes, detergentes, entre otros equipos expuestos a esto.

 

Lavable

Una de las principales ventajas de la pintura epoxi es que gracias a ser totalmente impermeable, se puede limpiar con mucha facilidad haciendo uso de un paño húmedo con agua y jabón con solo un par de pasadas sobre la superficie, obteniendo grandes resultados con un acabado suave y duradero.

 

Larga vida útil

La pintura epoxi ofrece buenos resultados durante mucho tiempo sin perder ninguna de sus propiedades iniciales. Además de su alta resistencia a agresiones físicas y químicas, soporta el efecto de los cambios bruscos de temperatura, haciéndola muy versátil para sus diferentes usos y aplicaciones. Esta característica logra que la pintura epoxi sea ideal para pintar habitaciones en las que se produzcan vapores, como baños y cocinas.

 

Gran adherencia en superficies cerámicas

Pintura con un producto epoxi es una excelente opción cuando se desea renovar zonas domésticas o industriales que han perdido color o brillo por el deterioro del tránsito o el paso del tiempo, como suelos o azulejos. Además, se puede emplear también sin problemas sobre superficies de madera.

 

Personalización de colores y acabados

La pintura epoxi se puede adquirir en la gran mayoría de colores que ofrecen otros tipos de pinturas tradicionales; por eso, actualmente, viene siendo utilizada para cubrir interiores de viviendas residenciales, gracias a que facilita la personalización de espacios en cualquier tipo de acabado, sea brillo o mate.

 

¿Cómo se usan las pinturas epoxi?

Las pinturas epoxi son fáciles de utilizar, solo hace falta limpiar adecuadamente la superficie, revolver la pintura y aplicarla con una brocha o rodillo. Se recomienda hacerlo con pinceladas largas y uniformes que vayan en una sola dirección. En los pisos se puede aplicar dos capas para obtener un color uniforme y un mejor acabado, ya sea en acabado brillo o mate; destacándose el primero por su aspecto lujoso y reluciente, potenciando la sensación lumínica, y el segundo por su delicadeza y suavidad en los espacios.

Este producto cubre las superficies con mucha calidad, con una capa fina y muy adherente, además de secar rápidamente, convirtiéndola en una gran opción para renovar los pisos, paredes, techos, estructuras, así como cubrir sin problema las superficies de madera, e incluso materiales como cerámica, en especial aquellas que perdieron su color y brillo, mejorando su adherencia con el recubrimiento posterior, personalizando los espacios con mucho estilo.

En las pinturas epoxi también podemos encontrar la variedad de colores que hay en las pinturas convencionales, por eso se menciona que su uso no solo es industrial, sino doméstico, adaptándose a las necesidades de las personas por tener un mejor producto para decorar sus hogares. Además de ser un material resistente, es una propuesta que podemos usar para definir mejor nuestros ambientes y ayudará a lograr un verdadero cambio en cualquier estancia sin necesidad de grandes inversiones.

Si vas a utilizar la pintura epoxi para pintar las paredes o los pisos de tu casa, te recomendamos utilizarla de preferencia en baños y cocinas, pues este producto crea superficies antideslizantes por un lado y por el otro los cubre perfectamente. Otro punto a favor es que su limpieza es muy sencilla tanto en el suelo como en las paredes, solo haciendo uso de agua y jabón para retirar los restos de grasa y suciedad, evitando así el consumo de productos químicos que deterioran las superficies.