Regresar

Inicio / Novedades / Paso a paso de la aplicación de pinturas epóxicas

< Regresar

Paso a paso de la aplicación de pinturas epóxicas

Las pinturas epóxicas son recubrimientos de dos componentes fabricados a base de resina epóxica, resistente e ideales para proteger las superficies expuestas a mancharse o donde exista un alto tránsito. Este producto destaca por su alta resistencia química a sustancias corrosivas y además de producir recubrimientos duros de un acabado brillante.

Estas pinturas se pueden mezclar con otros materiales complementarios, tales como la fibra de vidrio, entre otros, que se utilizan en exteriores de áreas industriales, plantas químicas, estructuras de acero y buques marítimos. Además, se puede hacer uso de esta pintura en el hogar por su ligereza, debido a que no contiene disolventes ni desprenden ninguna clase de olor en el ambiente.

Hay pinturas epóxicas con acabado brillo y mate. Las superficies que se pintan con acabado brillante resaltan por su aspecto lujoso y reluciente, además de tener la característica de reflejar la luz, potenciando la sensación lumínica de los espacios. Por otro lado, el acabado mate es perfecto para darle delicadeza y suavidad a los ambientes con una gran variedad de colores. 

Las pinturas epóxicas cubren las superficies con mucha calidad, su capa es fina y muy adherente, además es de rápido secado, convirtiéndola en una opción ideal para renovar pisos, paredes, techos, estructuras, así como cubrir sin problema las superficies de madera, e incluso materiales como cerámica, en especial aquellas que perdieron su color y brillo, mejorando su adherencia con el recubrimiento posterior.

 

¿Cómo pintar con pinturas epóxicas?

Las pinturas epóxicas son una gran alternativa a la hora de renovar pavimentos y paredes; ya que cuenta con gran adherencia en superficies. Son la mejor opción al momento de pintar los suelos que han perdido brillo o color. Esta pintura permite personalizar los espacios con mucho estilo, además de que su uso no solo es industrial, sino también doméstico, que se puede usar para definir mejor los ambientes. 

Pintar con pinturas epóxicas no es una tarea complicada, sin embargo, es necesario tener en cuenta cierto procedimiento para evitar errores que puedan arruinar los acabados. A continuación, conoceremos los pasos para pintar con pintura epóxica.

 

Paso 1: limpieza de la superficie

El primer paso para pintar con pintura epóxica es limpiar el área donde esta se va a aplicar. Para hacerlo deberás frotar este espacio con una toalla de papel mojada con jabón líquido para manos. Luego de esto, deberá secarla usando más toallas de papel o un paño de cocina, hasta asegurarse de que la pared esté totalmente libre de cualquier humedad, que afecte el rendimiento de la pintura epóxica.

 

Paso 2: aplicación

Luego de esto, puede empezar a aplicar la pintura epóxica sobre la superficie. Para esto, deberá mezclar bien el contenido de esta antes de usarla para evitar la formación de burbujas. Deberá aplicar la pintura con rodillo o brocha, extendiéndose esta con trazos anchos y uniformes, favoreciendo así al acabado final. Es recomendable aplicar por lo menos, dos capas de pintura.

 

Paso 3: dejar secar la pintura

Completada la aplicación de las capas de la pintura epóxica, tendrá que dejar que esta seque durante un tiempo antes de ver el acabado final. Durante este lapso deberá evitar que nadie toque la pintura para evitar malos resultados. Se estima que, para visualizar los resultados esperados, se debe dejar secar la pintura un aproximado de 24 horas, para asegurarse de que haya secado completamente. 

 

Paso 4: acabado final

Como paso final, se puede aplicar sobre las superficies una capa de barniz. Esto ayudará a que se genere un brillo de la pintura epóxica y darle un sello adecuado. Tras la aplicación del barniz, se deberá esperar a que las superficies sequen completamente. 

Cada vez son más las personas que utilizan pintura epóxicas debido a que son muy fáciles de aplicar. Su calidad y durabilidad las hacen ideales para el uso común gracias a que les dan un aspecto más moderno a las estancias.