Regresar

Inicio / Novedades / ¿Qué son los disolventes de pinturas y cómo actúan?

< Regresar

¿Qué son los disolventes de pinturas y cómo actúan?

Cuando hablamos de disolventes nos referimos a una clase de compuestos químicos en forma líquida que se usan para disolver, suspender o extraer otros materiales sin modificarlos. Existen una gran cantidad de disolventes que se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones de productos de uso cotidiano, desde productos de cuidado personal, limpieza, farmacéuticos, pesticidas, hasta la pintura. Sin disolventes, es probable que muchos de estos productos no funcionen correctamente.

Los disolventes de pinturas y recubrimientos son muy versátiles y tienen un desempeño óptimo; son cruciales para lograr la eficacia de muchos productos del rubro de la pinturería. En el caso de las pinturas, los disolventes disuelven o dispersan los componentes que se usan en la formulación de la pintura para que esta tenga la consistencia deseada al momento de su aplicación y evitar grumos.

La totalidad de las pinturas que se encuentran en estado líquido están constituidas por un disolvente especial para un tipo de pintura. Este disolvente se evapora durante el secado, produciendo que solo los elementos sólidos queden adheridos a la superficie pintada, que es el resultado final que apreciamos. Además, en algunas ocasiones se puede agregar un porcentaje de disolvente extra antes de usar la pintura con el objetivo de regular su viscosidad de acuerdo a la temperatura o el tipo de herramienta que se usará.

Uno de los disolventes más frecuentes para las pinturas de decoración es el agua. El agua sirve como un disolvente fundamentalmente en las pinturas plásticas para paredes y techos, fachadas y en productos como esmaltes acrílicos, protectores, barnices, entre otros. Antes de usar un tipo de disolvente, será necesario cerciorarse de cuál será el más adecuado para la pintura que se está utilizando.

¿Por qué agregar un disolvente de pintura?

Agregar un disolvente será importante, por ejemplo, cuando la pintura se torna más espesa y el acabado es menos prolijo, haciendo que las rayas de la brocha o las rugosidades del rodillo se noten con más claridad. Con el disolvente, la pintura mejorará su propiedad de auto-nivelado. Además, se puede utilizar un disolvente para la limpieza de las herramientas, pues son útiles quitando los restos de materiales de pintura.

 

¿Cómo actúan los disolventes de pintura?

Los disolventes de pintura actúan para disolver o dispersar los componentes que se usan en la formulación de la pintura para que esta tenga la consistencia deseada durante su aplicación. Estos disolventes actúan para reducir el espesor de la pintura y como decapante.

 

Disolvente de pintura como reductor de espesor

Un disolvente de pintura actúa, principalmente, como reductor de espesor, reduciendo su consistencia, permitiendo que se haga más líquida; así, la pintura se aplicará de una forma más uniforme, cubriendo la totalidad de las grietas y los orificios de la superficie en donde se viene trabajando.

 

Disolvente de pintura como decapante

El disolvente de pintura también actúa como un decapante, es decir, para eliminar o retirar las capas de pintura anteriores en las superficies o materiales que se usaron durante el proceso de renovación. Este disolvente es capaz de eliminar la pintura las brochas, rodillos y demás herramientas que se usan para pintar.